Acelgas con garbanzos y tomate

Receta de acelgas con garbanzos y tomate

El garbanzo es uno de los mejores aliados de las acelgas, pero es bueno saber cómo hacerlo para que sea una comida más ligera y no una bomba calórica.

¿Quieres ver los ingredientes para Acelgas con garbanzos y tomate?

Descubre los ingredientes para hacer Acelgas con garbanzos y tomate pinchando aquí:

¿Cómo hacer acelgas con garbanzos y tomate?

1

Cocinaremos unas acelgas acompañadas de unos riquísimos garbanzos, en una preparación sin grasas y con muchísimo sabor. Para ello, vamos a comenzar por limpiar las pencas de acelgas.

2

Retiraremos las partes más duras del tallo de todas las acelgas una a una y quitaremos las hebras. También desecharemos las partes más feas o picadas de las hojas. A continuación, troceamos las acelgas y las lavamos bien bajo el chorro de agua fría.

3

Una vez limpias, empezamos con esta receta de acelgas colocando una olla al fuego con la verdura con agua y poco de sal. A los diez minutos, cuando las acelgas rompan a hervir, añadimos los garbanzos precocidos y le damos otros diez minutos de cocción.

4

Mientras se cocina todo, podemos ir preparando un rico sofrito que será la puntilla de sabor de esta receta de acelgas. Para ello, colocamos una sartén al fuego con un pelín de aceite de oliva. Cuando esté caliente, añadimos los ajos pelados y picados y, antes de cambien de color, incorporamos los tomates pelados y cortados en cubitos.

5

Una vez que esté el tomate pochadito, le añadimos el pimentón (para mí, es imprescindible, ya que le aporta un sabor delicioso a esta receta de acelgas) y removemos. Dejamos cocinar un minutillo más, sin dejar que se queme.

6

Quitamos un poco de caldo de cocción de las acelgas, para que nos queden más espesitas, y añadimos a la cazuela el sofrito que hemos preparado. Removemos y dejamos que cocine durante otro cuarto de hora.

7

Por último, una vez que las acelgas y los garbanzos estén cocinados, apartamos la olla del fuego y dejamos que reposen durante otro cuarto de hora. Servimos las acelgas con los garbanzos y el sofrito de tomate siempre bien calientes.

Foto orientativa: gyroscopio

Nota del autor:

Por si queréis variedad, aquí os dejo otras recetas de acelgas de otros cocineros. ¡Es una verdura tan versátil...!

Otras búsquedas relacionadas con "Acelgas con garbanzos y tomate"